martes, 30 de enero de 2007

Cuatro días raros

Tú no necesitas ayuda,
a ti te basta con saber nadar.
No eres de volar hasta la luna,
allí hay demasiada libertad.

Trabajas pero no encuentras tesoro
que dé sentido a tanto madrugar.
Quieres que este mundo sea otro,
pero no te sabes explicar.

Hablas en sueños, entre mil parpadeos,
despiertas bañado en sudor,
mucho antes que el despertador.

Hablas en sueños, entre mil parpadeos,
despiertas bañado en sudor,
con un hilo de voz.


El miedo hace que no brillen tus ojos,
los frotas pero todo sigue igual.
La risa que tú ríes no es del todo
una alegría natural.

Cada vez que mueres en el alma
cambias de canal en el sofá.
Hay una muchacha en una playa
que ojalá pudieras abrazar

Hablas en sueños, entre mil parpadeos,
despiertas bañado en sudor,
mucho antes que el despertador.

Hablas en sueños, entre mil parpadeos,
despiertas bañado en sudor,
con un hilo de voz.


La vida son cuatro días raros,
el corazón se nos queda a medio latir.
La vida son cuatro días raros,
que van pasando encima de ti.

Doctor Grillo, en Presurizados


2 comentarios:

Duna de sal dijo...

No te he olvidado, guapa! ¿Cómo te encuentras? Aprovecho para decirte que me encantan las letras que pones, las fotos...el blog en general!
A ver si nos dejamos ver pronto... ;)

Judith dijo...

Mejor, mejor, cada día doblo más, jeje, merci por preguntar. Doctor grillo es un must, te va a encantar, ché... Hubiera preferido colgar la música -ejem-, pero no hubo manera. A ver si encuentras "A contapena", p.ej.